duvoplus Story
animales de granja

Cada día saludo a mis amigos cacareantes

Basta con tomar el café en la casa de la familia Gevers para darse cuenta: son verdaderos hedonistas, también en materia culinaria. De eso se encarga Jan, como chef de la cocina. Pero al mismo tiempo solo quiere utilizar ingredientes ecológicos frescos, con los que nuestro planeta sufra lo menos posible.

«Judías de Kenia, espárragos de Perú... Demasiado poco gusto y con una enorme huella de carbono ecológica: no los quiero comprar más», se lamenta Jan con una humeante taza de oro negro. «Entonces, hace un par de años tomé una decisión: en la medida de lo posible voy a cultivar mis propios ingredientes».

Organic eggs laid at home
“Los huevos también tenían que ser lo más ecológico posible. Por tanto, cultivo propio"

Huerto 2.0 para una mayor cosecha

"En el jardín de nuestra primera casa de alquiler ya tenía un huerto», recuerda Jan. «Sin embargo, esta vez cultivaría mis propias verduras en cajas elevadas. De esta manera, la tierra de dentro se calienta más rápido en primavera y la temporada de verduras empieza antes. También hace que crezca menos maleza. Y gracias a las redes que coloco sobre las cajas puedo ahuyentar muchos insectos, con un uso mínimo de pesticidas biológicos".

Huerto

Huevos ecológicos de cosecha propia

Al mismo tiempo, Jan incubó un segundo plan – sin ánimo de ofender. «Utilizo un gran número de huevos en la cocina», nos cuenta, «y estos también tenían que ser lo más ecológicos posible». Además, quería minimizar las sobras de su cocina. «Por eso decidimos también tener gallinas. Desde entonces empiezo el día siempre con un paseo hacia el gallinero, para saludar a mis amigas cacareantes con unos granos mezclados con pellet de puesta. ¡Para garantizar que al próximo día me den deliciosos huevos con una cáscara resistente!