duvoplus Story
perros

Salir en bicicleta con el perro a la intemperie: ¡puro amor a su mascota!

Esté donde esté Maarten, Bob nunca está muy lejos. Literalmente, Maarten recorre muchos kilómetros en bicicleta, llevando siempre a su perro en el remolque. Charlamos un ratito con la pareja, en algún lugar de la ruta. ¿Cuántos kilómetros ha recorrido Maarten, él en su bicicleta y su perro Bob en el remolque? No lo sabemos, pero deben de ser miles de ellos, nos cuenta el dueño, sin miedo a exagerar. Nos encontramos con la alegre pareja en algún lugar de su ruta en Flandes Occidental – sin duda alguna – en bicicleta.

Bob & Maarten 1

«Nunca me he sacado el carné de conducir», confiesa Maarten. «He empezado a menudo las clases de conducir, pero no me gustaba nada la sensación del tráfico. Es por eso que me pasé años yendo al trabajo en transporte público, pero teniendo siempre presente esa molesta sensación. Hasta que me jubilé, y finalmente algo hizo clic en mí: no ir en coche terminó siendo una elección consciente y ecológica». 

«Claro que sigo echando de menos a Marjan, pero Bob me da mucha compañía».

Bob & Maarten 2
Bob & Maarten 3

Al mismo tiempo, Maarten eligió deliberadamente un nuevo hobby: ir en bicicleta. «Al principio lo hacía con Marjan, mi mujer. Pero, lamentablemente, murió unos años después de mi jubilación. Con suerte recibí mucho apoyo de mis hijos ya adultos y – no hay que olvidarlo – de Bob, mi perro. «Claro que sigo echando de menos a Marjan, pero gracias a Bob me siento acompañado». 

 

¡Y a seguir pedaleando!

Bob es el hijito de Maarten y, por supuesto, también va en bicicleta, incluso si llueve. «Cuando cumplí 65 años, mis hijos me regalaron un remolque, en el que podía meter a Bob para llevarle en todos mis paseos. De una forma segura y totalmente a gusto, mientras yo sigo pedaleando», dice Maarten entre risas, visiblemente feliz.